jueves, 17 de abril de 2014

Exfoliantes corporales.

Hola amoress
Espero que llevéis una semana estupenda. Hoy toca un post especial, para hablaros de algo en concreto. 
Quería contaros algunas cositas de los exfoliantes. A mi me encanta saber cosas de belleza que son buenas para nuestra piel.
Muchos de nosotros, no solo mujeres, seguro que olvidamos realizar alguna exfoliación semanal, en nuestra rutina de belleza. Y es que la exfoliación es algo importante que no tenemos olvidar.
¿Qué es un exfoliante? ¿Para qué sirve? ¿Por qué debo exfoliar mi piel? ¿Beneficios?
Todas estas preguntas las voy a intentar resolver en este post. Espero que os guste.

Seguro que diariamente cuidáis la piel con diversos productos, y semanalmente utilizáis otros. Pues un exfoliante no debe faltar en esa rutina. Y no solo en verano que es cuando enseñamos más partes del cuerpo, sino durante todo el año.

¿Por qué tengo que exfoliar mi cuerpo? ¿Qué beneficios tiene?
Los exfoliantes eliminan las células muertas de nuestro cuerpo, y favorecen su renovación.
Conseguimos, después de exfoliar, una piel suave y lisa. Los gránulos que tienen los exfoliantes, eliminan la suciedad y ayudan a tonificar la piel. Eliminan lo que impide que nuestra piel luzca radiante.
No solo eliminan la suciedad, ayudan a que los productos aplicados posteriormente hagan mucho más efecto.
La piel del cuerpo no se regenera muy rápido, por ello hay que exfoliar la piel.
Otro de los beneficios, es que evita que se enquisten los pelitos, por ello antes de depilarnos es recomendable exfoliar.
Muchas zonas del cuerpo, como talones, codos o rodillas, pueden tener un aspecto deteriorado en varias ocasiones. Para evitarlo, exfoliando esas zonas se gana un aspecto más bonito.
¿Cómo tengo que hacerlo?
Se recomienda hacerlo una o dos veces por semana, según cada uno. Hay muchos productos con gránulos incorporados, o incluso se pueden hacer exfoliantes caseros, como las mascarillas. Y también podemos encontrar esponjas o cepillos que exfolian.
Se debe de hacer con suavidad, para no dañar la piel. La mayoría se utilizan con agua, ósea en la ducha sería perfecto. Y ya está, así de fácil.
Se recomienda hidratar la piel después de la exfoliación.
Si se repite continuamente, la piel se verá más luminosa y mucho más suave. Se puede reducir las aplicaciones.
Errores y mentiras sobre los exfoliantes.
No debemos exponer nuestra piel al sol justo después de la exfoliación ya que esta mucho más sensible.
No tenemos que abusar del exfoliante porque nuestra piel acabará volviéndose sensible y débil. Al aplicarlo también hay que tener cuidado, no hay que apretar demasiado.
Tenemos que hidratar siempre la piel después de la exfoliación, no se nos tiene que olvidar.
En anteriores posts vimos los diferentes tipos de pieles que puede haber. Por eso antes de utilizar un exfoliante, tenemos que saber cómo es nuestra piel, ya que hay diversos tipos de estos productos para cada piel, y así evitar que nuestra piel tenga alguna reacción. No todos los exfoliantes valen para todo el mundo.
Mucha gente cree que los exfoliantes resecan la piel, y no es así. Esto no quita que haya que hidratar la piel después.
Tampoco hace que nuestro bronceado desaparezca mucho más rápido. Al contrario, hace que nuestra piel esté mucho más luminosa.
Todas las pieles necesitan una exfoliación no solo las pieles grasas, las secas también.

No solo los exfoliantes con gránulos hacen efecto, hay muchos que no llevan gránulos y hacen el mismo efecto o más, por llevar algún ingrediente químico. 

¿Qué os ha parecido el post? ¿Vosotros utilizáis exfoliantes?
Besitos a todos,
AG.